La fotografía y la idea de hacer una sesión fotográfica personal o recibir un encargo tiene mucho que ver con la belleza, la posibilidad que te da montar una sesión editorial, pero también con la voluntad de reflejar momentos importantes de nuestra vida, a veces segundos, y dejarlos grabados para siempre y así poder revisarlos cada vez que nos apetezca. Esa posibilidad que nos da la fotografía de archivar momentos es parte de su magia y, como decía Kundera, “la memoria no guarda vídeos, guarda fotografías…”.

En mi caso suelo trabajar con personas. Quizás por haber elegido la fotografía de moda y publicitaria como base del trabajo en el estudio, aún cuando hacemos muchísimas cosas más (eventos, fotografía arquitectónica, gastrofotografía,…) en nuestras imágenes incluso si el entorno juega un papel importante, la voz cantante la lleva una o varias modelos.

Y como todos, las modelos crecen, se enamoran, se casan y un buen día, un maravilloso día, se reproducen. Y la barriga les crece como la sonrisa, de oreja  a oreja, y su cuerpo se transforma y aumentan la belleza que es lo que le pasa a las mujeres cuando quedan embarazadas. Y así, por una de nuestras modelos, un buen día empezamos a hacer fotos a mujeres embarazadas y abrimos una nueva vía fotográfica a nuestro trabajo, esta vez llena de ternura, belleza y armonía con unos “modelitos” que aún están por salir a cautivar el mundo con una sonrisa.

Si algo bueno tiene la fotografía, al menos nuestra fotografía y nuestro estudio, es que no sólo trabajamos con modelos profesionales, sino que tenemos la suerte de tener el mayor número de modelos del mundo, que no es otro que toda aquella -o aquel- que quiera ponerse delante de nuestra cámara para tener su propia colección de fotos. Desde ese momento, pasa a ser nuestra modelo igualmente. Sin diferencias.

Así vamos llenando nuestras galerías de fotos, con todas esas modelos cotidianas que confían en nosotros para que reflejemos sus momentos, algunos tan especiales como sus bodas o sus embarazos. Y luego las fotos de sus hijos. Para poder recordar siempre ese tiempo tan especial en sus vidas.

Hoy inauguramos la galería Prenatal y niños. Sesiones de fotos para perpetuar esos recuerdos que no queremos ovidar jamás…