Desde que la conozco, suelo citar esta frase atribuida a Oscar Wilde como una de las sentencias clave en el camino, en el largo camino, de avanzar por la vida sin causar daños a nadie: El listo se recupera pronto de un fracaso, el tonto jamás se recupera de un éxito. Al fin hemos colgado la exposición “Fuerteventura, paisajes humanos” en el Centro Comercial Las Rotondas y realmente hemos corrido el inmenso riesgo de gustarnos más que nunca.

Fuerteventura y su gente siempre nos ha tratado de maravilla y allí hemos hecho clientes, amigos, clientes amigos, y hemos aprendido de nuestros ya numerosos alumnos un montón de cosas que sólo los alumnos pueden enseñarte. El viernes inauguramos la exposición. Se la debíamos a Fuerteventura y a todas esas personas maravillosas. Y todas pasaron por allí con una acogida más que importante para lo que éramos capaces de ofrecer.

Cientos de personas nos visitaron durante el fin de semana y miles más podrán hacerlo hasta el próximo día 10 en que la descolguemos, quién sabe con qué destino esta vez.

Agradecer a los patrocinadores, Golden Publicidad, su apoyo en el proyecto; al Centro Comercial Las Rotondas (a Maite y a Yurena) que nos confiara la inauguración de su maravillosa sala de exposiciones y actividades (y de paso su imagen para las próximas campañas); a los alumnos que se fijaron en nosotros para los cursos del fin de semana (que repetiremos el mes que viene); a las modelos (Cathy, Izaskun, Luzma, Alma, Nelson, Sara, Jennifer, Loida, Sara Santana, Priscilla, Erica, Billie, Amanda, Yurena y Lorena, cerrando con traje de novia). Fue maravilloso verlas fotografiarse junto a sus fotos…

A todos decirles que estamos superando este éxito, pero también disfrutándolo. Gracias por estos dulces días majoreros… 🙂